1290

Un Estado de Oración

Cuando uno vive en un estado oración, en un estado de meditación, en un estado de completa entrega y aceptación de la realidad, de las cosas que no podemos cambiar, del otro tal cual es, la gracia nos acompaña y protege de toda negatividad y de emociones como la ira, el rencor, la envidia, la comparación con el otro, la queja, el desgano, la ansiedad, el miedo, la culpa.

Todas esas emociones negativas que sentimos, a veces diariamente, nos roban el estado natural de gracia y paz que tiene el ser. Nuestro ser es un ser de amor y paz. Es por eso que cuando experimentamos estas emociones y cuando accionamos acorde a ellas, sentimos una sensación de disonancia, de desconexión con nuestro ser interior y con Dios.

No permitamos esto. No olvidemos en ningún momento que tenemos una elección, sea cual sea la situación, siempre podemos elegir. Elijamos no perder ese estado de gracia, de oración, de meditación contemplativa, de Pacífico silencio interior.

Que el torbellino diario del mundo, con sus injusticias y violencia, con su ruido y su constante competencia y materialismo, no quiebre nuestra voluntad de ser quienes somos. Seres de luz, seres de amor.

Namaste,

Claudia Luna


14 views
  • Negro del icono de Instagram
  • Negro Facebook Icono
  • Negro del icono de YouTube